miércoles, 19 de agosto de 2015

La Whakapapa y los Panioras: la fascinante historia de los maoríes españoles.

 "El que construye la casa es construído por ella" 

 "Ka hinga atu he tete-kura, ka hara-mai he tete-kura"
"A medida que una persona muere, una nace para tomar su lugar"
proverbios maoríes.

Para los maoríes el concepto de tiempo no es lineal, sino circular. Whakapapa se define como la "descendencia genealógica de todas las cosas vivientes, desde los dioses hasta la actualidad" y es a través de la que los maoríes recitan las genealogías. El árbol genealógico está compuesto por retratos de personas de hoy (los ancestros del futuro) y por los dioses (los primeros ancestros), pasando por los elementos naturales (montaña, cielo, mar... que también son seres vivos) cerrando así un círculo del tiempo cíclico. 

Los clanes llevan en su mayoría el nombre de un antepasado (masculino o femenino): por ejemplo, Ngati Kahungunu, 'los descendientes de Kahungunu (un jefe famoso que vivió en lo que ahora se llama la región de Hawke Bay).

Una persona no es persona completa sin la historia de sus ancestros. De hecho, muchos términos fisiológicos poseen una 'naturaleza' genealógica. "Whanau" significa familia extendida, "hapu" hace mención a las entidades tribales locales, e "iwi" a los órganos regionales de la tribu. Pero "whanau" también significa 'dar a luz'; hapu es 'embarazada' e 'iwi' son los 'huesos'. La mayoría de las oraciones (o whaikorero) comienzan con la expresión "nasal" - Tihei Mauriora! Que significa 'estornudo de la vida', el estornudo que hace un recién nacido al respirar por primera vez. 

Por otra parte, los tatuajes faciales representan también árboles genealógicos, que contienen en su simbología el origen, clan y ocupación del que lo porta.

La genealogía no sólo conecta a cada persona con sus familiares, su comunidad y sus antepasados, sino también con sus dioses. Y siendo éstos dioses de la naturaleza, cada persona está genealógicamente relacionada con el paisaje y los fenómenos naturales, que también son considerados seres vivos.

 "Whakapapa enlaza a todas las personas de vuelta a la tierra y el mar y el cielo y el universo exterior, por lo tanto, las obligaciones de whanaungatanga (relacionales) se extienden hasta el mundo físico y todo el ser en él" explica Cleve Barlow.

 Por lo tanto, whakapapa también implica una profunda conexión con la tierra y las raíces de su ascendencia, y es esencial identificar la ubicación de la que la propia herencia ancestral comenzó.

Y en eso estaban los maoríes miembros de clan de los Paniora (españoles, en lengua maorí), cuando viajaron en agosto de 2012 a Valverde del Majano, un pequeño pueblo de mil habitantes cerca de Segovia, para reencontrarse con sus raíces. Es su turangawaewae o lugar donde reside la identidad cultural, aunque se encuentre a miles de kilómetros de su lugar de nacimiento.

En Valverde nació el 31 de enero de 1811 Manuel José de Frutos, el hijo de un comerciante de lana que a los 20 años se vio forzado a emigrar y acabó de ballenero. En 1835 recaló a bordo del ballenero Elizabeth en Port Awanui.  Allí, este ballenero se relacionó con el clan de los Ngāti Porou (que a su vez descienden de Paikea, jinete de las ballenas) y tuvo cinco esposas: Tapita Te Here-kaipuke; Kataraina Te Auwhi, hermana de la anterior; Maraea, del clan Te Whanau-a-Takimoana; Mihi Taheke, de los Te Whanau-a-Hinepare, y Uruhana, de los Whanau-a-Hinekehu, nueve hijos, 41 nietos y 299 bisnietos. Hoy, el clan de los Paniora suman más de 20.000 personas, el clan o la whānau (familia extensa) más grande de Nueva Zelanda.

La periodista neozelandesa Diana Burns se interesó por este clan. 
"Hicimos muchas entrevistas y ganamos mucha información, pero fue muy difícil porque los maoríes son
muy buenos en contar historias y tienen muchas leyendas de una historia oral, y no sabíamos cuales eran las verdaderas. Pero nombraban mucho "Valverde" y que era de Segovia, y que Manuel José era un hombre alto, guapo y pelirojo." En la única iglesia que había, descubrieron en los registros que sólo había nacido un Manuel entre 1780 y 1820, y que era hijo de un hombre llamado José. Dieron esta información a los Paniora y ellos aseguraron, muy emocionados, que era él su ancestro. 

Así, y gracias también al realizador de documentales Alvaro Toépke, quien dirigió “Debajo de tus pies”, y la madre de éste, también periodista, los Paniora conocieron las identidad exacta y el lugar de nacimiento de su ancestro. "Para un maorí una persona no es persona hasta que no se presenta y habla de su orígenes, de sus antepasados y de su tierra" explica Toépke. En 2007, una delegación maorí visitó Valverde del Majano. En la navidad de 2010, un grupo de vecinos de Valverde les devolvió la visita, formalizando el hermanamiento. Decidieron cantarles "nací en el Mediterraneo"

Y no han dejado de tener contacto entre ellos, ya que tienen web y página en Facebook. En Valverde, celebran el 16 de agosto fiestas en su honor, mientras que los maoríes, por su parte, una vez cada diez años celebran una fiesta donde recrean su herencia española.

"Lo que pasa en Nueva Zelanda es que todo el mundo es emigrante. Incluso los maoríes llegaron entre 600 y 1000 años, y los primeros blancos empezaron a llegar hace apenas 200 años. Entonces en 1830 era muy temprano en la historia de Nueva Zelanda y habían muy pocos blancos, y este español llegó a un lugar muy maorí donde no habían blancos y consiguió integrarse en este clan y casarse con varias mujeres y trabajar de comerciante. Es realmente fascinante." añade Diana Burns.



"Mātauranga es un sistema cultural de conocimientos sobre todo lo que es importante en la vida de la gente" Hirini Moko Mead.

Mātauranga en maori se puede definir como "el conocimiento, la comprensión, o la comprensión de todo lo visible e invisible existente en el universo", y se utiliza a menudo como sinónimo de sabiduría.
En el mundo contemporáneo, la definición generalmente se amplía para incluir la historia y los conocimientos tradicionales; y los sistemas de enseñanza y almacenamiento de conocimiento maori.
Por lo tanto, matauranga es un término inclusivo que abarca los conceptos tradicionales de conocimiento y saber, e incluye tanto lo material como lo inmaterial o intangible.

"Te manu i kai i te miro, mona te ngahere
Te manu i kai ana i te maatauranga, mona to ao"


(El pájaro que come del fruto del árbol miro, suyo es el bosque,
mientras que el ave que se alimenta del conocimiento, suyo es el mundo)


Fuentes:
http://blogs.elpais.com/viajero-astuto/2015/08/la-fabulosa-historia-de-manuel-jose-un-maori-segoviano-en-las-antipodas-.html
http://www.eitb.tv/es/radio/radio-euskadi/la-casa-de-la-palabra/1411308/2058630/diana-burns-y-alvaro-toepke-maoris-con-raices-segovianas


Barlow, C. (1994). Tikanga whakaaro: key concepts in Mäori culture
http://www.delorigen.com.ar/oceania.htm
http://www.antoniobriceno.com/spanish/arbol.html
https://islasdelpacifico.wordpress.com/category/maori/