lunes, 22 de octubre de 2012

Homosexualidad árabe: orientalismo sexual.

"Los homosexuales en el mundo árabe? Fueron "inventados" por Occidente."
Joseph Massad, profesor de política árabe y de historia.


Se ha realizado muy poca investigación seria sobre las sexualidades en el mundo árabe. A Joseph Massad, jordano de origen palestino, por su libro "Desiring arabs", se le ha acusado de homófobo. Aunque realmente confirma y analiza el deseo y comportamiento sexual entre personas del mismo sexo que se dieron en la literatura árabe desde el apogeo de su civilización.

Su critica no es hacia la homosexualidad, sino el acercamiento occidental a lo árabe desde el punto de vista sexual, que fue primero como un Otro licencioso e hipersexuado para pasar a lo que actualmente es un Otro retrógrado a quien hay que imponer el modelo occidental de liberación sexual.

Por eso se le acusa de afirmar que los gays árabes son “inventos de la imaginación del mundo occidental.” Así lo explica:

"Antropólogos occidentales e internacionalistas homosexuales se sintieron decepcionados al descubrir que los hombres árabes (o incluso de América Latina, India, Irán, etc ..) tienen sexo con otros hombres (lo mismo para las mujeres, pero hay menos interés en la literatura) sin necesidad de identificarse o definirse de acuerdo con sus prácticas privadas. Hablando de las organizaciones gay de Europa y los EE.UU, su principal efecto ha sido alentar su discurso sobre la sexualidad en los países árabes. Lo que quiero decir es que, en nombre de la solidaridad internacional, estos grupos llegan a los países árabes (como lo hacen en África, Europa del Este, América Latina, India, etc.), insistiendo en que representa a "grupos gay locales", inculcando sus enseñanzas y su batalla. Se niegan a aprender de los grupos que dice defender y, de hecho, pretenden enseñar. Esta no es la solidaridad internacional, es un proyecto imperialista." 
"El objetivo de los movimientos internacionales americanos y europeos gays es crear un mundo a su imagen y semejanza."  

"Lo que está emergiendo en el mundo árabe, y en el resto del tercer mundo es la imposición de modelos occidentales por la fuerza y su adopción por parte de élites del tercer mundo. Esto reprime cualquier otro movimiento que pueda surgir de forma local y garantiza un único modo posible para la transformación."
"Los lectores pueden encontrarse en dificultades para entender que no todo el mundo divide a los seres humanos en dos grupos: el de las “personas gay” y el de las “personas no gay.” 

La lectura del Coran y la poesía árabe medieval confirma que los árabes, en los primeros siglos del Islam, no clasificaban a las personas de esta manera. Aún hoy, aún cuando existen lesbianas y hombres gay que se autodenominan e identifican como tales en el mundo árabe, las identidades lésbico y gay parecen ser menos visibles aquí que en la mayoría de otras regiones. Muchos ni siquiera se identifican como "gay", "transgénero" o "bisexual", simplemente tienen sexo discreto entre sí sin pasarlo a la barrera pública. 

"El capitalismo colonial y luego el mundial han creado nuevas formas de intimidad sexual y de identidad sexual." 
"La diferencia entre la homosexualidad "occidental" y la oriental es que, en última instancia, la primera es una identidad que demanda una comunidad socialmente reconocida junto con los derechos políticos, mientras que la otra es una de las muchas formas de intimidad sexual que va en busca de placer corporal." 
 
"También hay un pequeño número de árabes occidentalizados seducido por el ejemplo del homosexual estadounidense que pertenece a la clase alta y media alta. Sin embargo, no son representativos, ni pueden hablar en nombre de la mayoría de los hombres y mujeres que tienen relaciones sexuales con el mismo sexo."
 
"Las organizaciones internacional gay se sorprendieron, porque afirman que cualquier crítica de sus esfuerzos es un signo de la homofobia. En realidad, no es diferente a lo que ocurre con las mujeres por parte del imperialismo blanco racista de EE.UU. que quiere defender a las mujeres afganas definiendo la naturaleza de las dificultades que enfrentan. Creo que cualquiera que crítique su acción es misógino o antifeminista. Los movimientos feministas del tercer mundo han atacado estos planteamientos racistas desde los años 60, y continuará haciéndolo.

El problema de las organizaciones gay internacionales es que, a diferencia de las feministas blancas que quieren hablar en todo el mundo en nombre de todas las mujeres, éstos no tienen una base biológica-natural de las personas que se identifican con ellos. Esto significa que deben crear una base insistiendo en que cualquier persona que tenga una relación con el mismo sexo debe ser identificado con su identidad homosexual, que daría lugar a los militantes que necesitan para imponer su proyecto."

"La mía es una crítica, no una teoría. Yo no represento un movimiento, un grupo, organización o cultura, ni mi crítica busca socios que me apoyen. Yo me opongo a estos movimientos internacionales gay, ya que dicen representar y hablar en nombre de todos los grupos y movimientos que existen. Es una suerte de violencia, causando tensiones a otras personas en nombre de la liberación y la creación de un mundo a su imagen y semejanza."

La asociación con Edward Said no es casual. Edward Said, profesor palestino de Literatura Comparada, publicó Orientalismo, un libro en el que se desmontan la fabricación del Otro del pensamiento colonial occidental y que representa lo oriental como exótico, decadente y corrupto. Según Edward Said, Oriente no es un tema sobre el que se pueda tener libertad de pensamiento, puesto que "se nos da ya definido, acotado y dispuesto de una forma cerrada y acabada." "Entre Oriente y Occidente existe una relación de poder y subordinación que define el nosotros contra todos aquellos no europeos y que tiene su reflejo en la historia, la filología, la economía, la teoría política y todo el discurso occidental." Massad fue su alumno.
  
No hay que olvidar que la discriminación y los abusos contra los homosexuales es una realidad en los países árabes, ya sea a través de leyes represoras o de la persecución social, lo que resulta en numerosas agresiones y torturas. Sea como fuese, lo que es seguro es que los parches étnicos nunca han dado buenos resultados, y mucho menos a través de una suerte de imperialismo. Como dice Joseph Massad, los movimientos se deben dar desde dentro, de manera local:

"La solidaridad internacional con el pueblo palestino, por ejemplo, no requiere de una identidad palestina de los palestinos, de hecho, ocurre lo contrario: son los palestinos quienes se identifican como tales, y las organizaciones internacionales apoyan su identidad. Además, son los palestinos los que piden el apoyo de las organizaciones internacionales y no a la inversa."
 
Así y con todo, Hillary Clinton, en su discurso en Ginebra el pasado mes de diciembre, aseguró “Ser gay no es una invención occidental, es una realidad humana. Los gays nacen y pertenecen a todas las sociedades del mundo” mientras que la LGBT (Lesbianas, gays, bisexuales y transgénero) consideraba los derechos de (oh sorpresa!) Israel como "los más progresistas de Oriente Medio y Asia".

Recuerda Massad:

"No debería olvidarse que en Estados Unidos entre el 40 y el 60% de la mujeres asesinadas lo han sido a manos de sus maridos o novios, pero a esos crímenes, desde luego, ni tan siquiera se les denomina crímenes "pasionales" y mucho menos "crímenes de honor"."



Fuentes:
http://www.sentidog.com/lat/2011/12/hillary-clinton-defendio-los-derechos-lgbt-ante-la-onu.html
http://www.rebelion.org/hemeroteca/imperio/040602js.htm
www.resetdoc.org/issue/15/12/2009
www.4edu.info/index.php/Peter_Drucker,_'Las_sexualidades_árabes'

5 comentarios:

Ella dijo...

Interesante. Justo ando leyendo un libro llamado "La Crisis de la Heterosexualidad" , y plantea también a la homosexualidad como un mito, aunque no por ello deja de tener consecuencias sociales.
Yo creo que se ha, gravemente, malentendido la labor de los activistas que luchan por los derechos de la comunidad LGBTI, ya que lo que se busca no es el desarrollo de una identidad rígida, sino más bien la visibilidad y normalidad de una sexualidad que por mucho tiempo ha sido condenada y castigada.
Los homosexuales árabes no tendrían por qué mantener sus relaciones en secreto, así como no tienen por qué gritarlas al mundo. Las personas que tienen relaciones románticas y/o sexuales con personas de su mismo sexo no deberían ser castigadas o excluidas de la sociedad, que para el caso es lo mismo, sino deberían ser respetadas por el simple hecho de ser un ser humano. Las sociedades, especialmente, las africanas, árabes y latinoamericanas suelen tomarse el derecho de sancionar a cualquiera que no proceda de acuerdo a lo establecido "la heterosexualidad", y esto es un falta de respeto.
La identidad homosexual, es decir la estereotipación de los homosexuales no se da en la práctica, sino en la coincidencia entre algunos individuos y los estereotipos dictados, creo yo.
De todas formas, aunque discrepo en ciertos puntos, me pareció un artículo interesante.

moi supay dijo...

Muy interesante, en Latino america los que juzgan y ven como anormal una relacion gay, son mestizos quienes han impuestos mediante la religion occidental, como en todo cultura a nadie se le puede obligar a que tome una posicion frente a la sociedad, el respeto se empieza por ahi.
si cada cultura quiere mantener su costumbre como lo desean respetemos.
Mi cultura es similar, nadie se mete en la vida de otro, siempre y cuando no afecta a la relacion comunal. entonces cada quien puede vivir su vida a su manera. Aqui lo que tenemos que entender es el respeto al otro individuo, no opinar lo que creemos que esta bien.Soy indigena kichwa de Ecuador.

Anónimo dijo...

yo apoyo a LGBTTTIAQ siempre y cuando sean respetuosos: autorespeto, intrarespeto LGBTTTIAQ y el respeto hacia los heterosexuales; y principalmente que sean personas respetables.

laincalvoantropologiauned dijo...

Debemos tener en cuenta que la opción más fácil en sociedad es la heterosexual,por tanto hablar de crisis de heterosexualidad es injusto puesto que es la opción mayoritaria.He podido comprobar como la homosexualidad en países como India,Marruecos,Turquia,Camboya...se vive de otra forma muy diferente y confieso que como gay europeo fue enriquecedora,natural,espontanea,y esta muy pero muy extendida tanto que me dejó boquiabierto.Es cierto que aunque en Palestina la homosexualidad es muy practicada también hay casos de crímenes de honor familiar cosa que en el Estado de Israel no es así,por lo tanto hay que hilar muy fino en este tema y bueno los colectivos LGBT han ayudado a dar asilo político a gays orientales que han llegado sin nada narrando su drama,es normal que como occidentales caigamos en el error de no analizar las culturas dentro de su mismas pero luego vas a un parque en Teheran y están llenos de hombres buscando a hombres,o Tel Aviv lleno de chaperos palestinos...es un tema muy complejo y evidentemente los más desfavorecidos son los gays ya que sean occidentales o no siempre serán cuestionados por los no gays.

Anónimo dijo...

Un articulo pasado de moda en lo absoluto solo para ser leído como algo retro. Hoy en día ya a nadie le importa si una persona es gay o heterosexual. Lo que a la gente le importa mas hoy es si una persona es de un grupo religioso radical extremista.