miércoles, 26 de enero de 2011

Chistes antropo-ilógicos!

Un indio, educado en la ciudad, vuelve a la remota reserva tras la muerte de su padre y es nombrado jefe de la tribu. Inmediatamente, los indios le consultan si el invierno iba a ser frío. El nuevo jefe al no conocer los trucos indígenas, mira el cielo y no puede adivinar qué iba a suceder. Para no dudar dijo que el invierno iba a ser frío y que debían recoger leña para sobrellevarlo. Unos días después, preocupado, llamo al servicio meteorológico con su celular:
- ¿Me puede informar si el invierno va a ser frío?
- Aparentemente, el invierno va a ser frío - le contestaron.
El jefe volvió con su tribu y ordenó que juntaran mas leña aún, para estar preparados. Una semana después volvió a llamar al servicio meteorológico:
- ¿Me puede informar si el invierno sera muy frío?
- Será un invierno muy frío, le volvieron a contestar.
El nuevo jefe, preocupado, volvió con su tribu y ordeno que juntaran mucha mas leña, porque seria un invierno muy frío.
A las dos semanas, al ver que el sol seguía brillando fuerte, el jefe llama nuevamente al servicio meteorológico:
- ¿Ustedes están seguros que el próximo invierno va a ser muy frío?
- Si señor -dice el meteorólogo- será uno de los inviernos mas frío que se hayan visto.
- ¿Y cómo pueden estar tan seguros?"
- Y... porque los indios están recogiendo leña como locos.

-----

Un antropólogo está realizando unos estudios en una tribu africana y es requerido por el jefe de la tribu, que le dice muy enfadado:
- Haber nacido un niño blanco en tribu.
El antropólogo intenta quitarse de encima el muerto y le dice:
- Mire jefe, en genética todo es posible. Mire ese rebaño de ovejas blancas, verá usted que entre ellas hay una oveja negra.
El jefe, abochornado le dice:
- Yo no decir nada de niño blanco y tú no decir nada de oveja negra.

---

Esto son dos mercenarios en los dias del Salvaje Oeste, y les dice un coronel:
- Soldados, el ejercito necesita vuestra ayuda. Id al territorio de los indios, y por cada cabellera de Sioux que consigais traer de vuelta al fuerte, os daremos 100 dolares de oro.
Total, que los dos cazarecompensas se van al territorio de los indios y hacen un campamento. De madrugada, uno de ellos oye el chasquido de una ramita, se despierta, y ve que alrededor del campamento hay 100 sioux con pinturas de guerra; entonces le pega un codazo al otro mercenario y le dice:
- Sam!! Sam, despierta, somos ricos!

---

Llega al registro civil un indio y dice:
-¡Yo querer cambiar mi nombre!
El empleado, temeroso al ver al indio con arco, flechas, el rostro pintado, le dice:
-¿Cuál es su nombre actual?
-Soy el "Gran Jefe nube negra que lleva noticias a todos"
-¡Ajá! dice el empleado. ¿Y cómo quiere llamarse?
El indio dice:
-Wasap!

---

Era un tipo rico que estaba viajando.De repente se encuentra perdido, y ve a un indiecito al cual le pregunta:
- Oiga señor, ¿Cómo se llama esta callecita?
Y el indio le dice:
- No sé.
- Ah, ¿Cómo se llama este pueblito?
Y el indio le repite:
- No sé.
- Mmm, ¿Y cómo salgo de aquí?
Y el indio le volvió a contestar:
- No sé.
Bueno, que usted no sabe nada, es usted un indio ignorante.
 - Yo no soy el que anda perdido.

2 comentarios:

Marta González dijo...

A mi me encanta. Jajaaja.

Citizen_0 dijo...

Si era bueno, si.

Un saludo.