martes, 25 de enero de 2011

El deshielo humano: Los Inuit.

"La palabra es la única arma que se afila con el uso" Anónimo Inuit. Este pueblo resuelve sus conflictos mediante canciones y poemas improvisados. 
"Yo, que nací para morir, viviré. Hasta que el mundo de los hombres y el de los animales vuelvan a unirse, yo viviré" Anónimo Inuit. 
Los inuit, un pueblo cazador y pescador, están desconcertados ante esta segunda transformación de su modo de vida. Hace un siglo llegó el hombre blanco con armas de fuego, alcohol y enfermedades, provocando un colapso en sus costumbres; hoy, el hombre blanco les lleva un cambio climático, convulsionando su medio nuevamente. Además, se trata del país con el más elevado índice de suicidios y asesinatos. Por eso, ante las cada día mayores tierras libres de hielo, algunos groenlandeses se frotan las manos ante la inminente explotación de sus recursos de gas y petróleo. Groenlandia ocupa ya el puesto 19 en la lista de las regiones petrolíferas más importantes. 
Cada pocos minutos, un crujido enorme desgarra el silencio del valle, lo que hace desviar la mirada hacia el origen del ruido donde enormes masas de hielo caen estrepitosamente. "No es una broma. Es para estar preocupados de verdad. El Ártico nos está avisando", asegura Ernesto Rodríguez, Jefe de área de Evaluación y Modelización del Clima, de la Agencia Estatal de meteorología.

Los esquimales tuvieron que aprender en una generación lo que a otras razas les ha costado siglos aprender. En medio siglo se ha demostrado que los inuit son, tal vez, las mentes más ingeniosas y laboriosas del mundo.