sábado, 6 de junio de 2015

Birimbaos, gaitas, tambores y didgeridoos por todo el mundo.

En las cuevas del sur de Francia se han encontrado una especie de flautas de hueso asociadas a nuestros parientes neardentales con la friolera de 40.000 a 60.000 años de antigüedad. También conservamos flautas fiables originarias de China con 9.000 años de antigüedad, así como liras y arpas con más de 4.500 años descubiertas en la mítica ciudad de Ur, en Mesopotamia. 

Hace unos 10.000 años, los aborígenes australianos desarrollaron un didgeridoo (instrumento de viento, que se fabrica con plantas de eucalipto, a las que previamente se las ha vaciado mediante el uso de termitas). Alguien debió darse cuenta de que, si se soplaba dentro del tubo, éste generaba un plácido sonido.

Otras son las teorías que conectan con el descubrimiento accidental de algunos intrumentos. Pero lo sorprendente es conocer como los instrumentos conectan con la gente del mundo.

BIRIMBAO


"Después de una batalla terrible, la diosa protectora convirtió el arco del Guerrero en el primer instrumento musical de la tribu, para que la música y la paz reemplazaran las armas y las guerras para siempre" se dice que cuenta la mitología zulú nguni sobre el origen del berimbau, el arma de la feminidad de las mujeres bantú.

El birimbao (en portugués berimbau) está documentado ampliamente en toda África subsahariana, recibiendo distintos nombres en las diferentes lenguas y culturas del vasto continente. Samuius para los zulúes, gom-gom para los hotentotes, bobre en Mozambique, zedzi de lava en Madagascar, hunga o kungo en Angola etc... Este último, es el arco musical que más se asemeja con el berimbau brasileño de todos los que conocemos en África. 

Se dice que el arco musical partió desde África y se extendió por todo el mundo a medida que las tribus esclavizadas eran transportadas a otras naciones. A pesar de no poder portar sus instrumentos con ellos, sabían cómo construirlos y así lo hicieron. Después, las culturas hicieron el resto, cambiando el nombre e incluso los materiales y la manera de tocar a su antojo.

Marcelino González, músico toba-guaraní, cuenta que en su cultura tocan el Gualambau, que viene de "gualang", onomatopeya guaraní del sonido de la cuerda del arco al lanzar la flecha. 

“De aquí, este instrumento se fue llevando a otros países de Centro América. Aunque digan muchas cosas, lo que mis papás y mis abuelos me contaron y lo que yo he estudiado, aquí en Guanacaste nació el quijongo”, cuenta Eulalio Guadamuz, el músico de casi 80 años que toca el quijongo. El quijongo es el berimbau de Costa Rica. En otros países, como en Salvador, se lo conoce como "carimba".

Otro ejemplo claro son los africanos que llegaron a la India de la mano de los comerciantes aproximadamente en el año 1100. A estos africanos deportados desde su tierra se les conoció como los Siddis, una población afro-asiática que hoy todavía existe. Los Siddis son descendientes de las naciones de habla bantú de África Oriental, de Etiopía y del sur de África, como Angola. Tocan un instrumento exactamente igual al berimbau, conocido como Malunga.

Y ahí que un día se encontraron... 



video

GAITA.


Hay muchas teorías sobre el origen de la palabra. hay quien dice que procede del gótico suevo "gaits", término que también utilizan las lenguas del oriente europeo (gida en Hungría, gainda en Creta o gayda en serbocroata y macedonio), que significa "cabra", ya que de la piel de este animal se realiza el fuelle de la misma. Por otro lado, algunos autores sostienen que proviene del nombre de un oboe de África, especie de dulzaina, llamada al-ghaita, ghaita o gheita. El término latino cornamusa es preferido por los aragoneses, mallorquines, franceses, o italianos.

Mizwad en Túnez, zokra en libia, poluta en México, ney anban en Irán, sruti upanga en India, zampogna en italia, shapar o shojor en Rusia; kozioł, gajdy o koza (cabra) en polaco; gajdy o gajde en diferentes lugares del este de Europa, tales como Polonia, Serbia, Eslovaquia y Croacia... La gaita no solo es celta.

Azwaw es la canción de Idir, cantautor argelino nacido en la región de Kabilia. Esta es una poderosa versión de Cheb Mami con gaitas celtas.

"Aquí vienen a nuestros seres queridos y los vecinos,
 esta sonrisa que cayó sobre nosotros hoy, que Dios lo mantenga para nosotros.
 Los hermosos días en que solíamos ser útil para los demás, pasaban, y volvieron de nuevo."


TAMBOR.


Una enorme cantidad de literatura etnográfica cita los muchos y variados usos del tambor en la mayoría de las culturas del ancho mundo.
El antropólogo R. Needham declaró que "la descripción más común, que se encuentra una y otra vez en la literatura etnográfica, dice que el chamán toca el tambor para establecer contacto con los espíritus".

Muchos americanos nativos se refieren al sonido del tambor como al "latido de la tierra"...

"El intenso sonido del tambor penetra en lo más hondo de los hombres. El solemne sonido del tambor abre el corazón de los hombres. La poderosa vibración del tambor puede despertar el alma de los hombres" dicen en la película "El latido de la montaña" sobre el Taiko, en japones, gran tambor.

El kultrün, en lengua mapuche, significa instrumento del eco. El sonido monocorde de este emblemático instrumento permite a la machi entrar en trance. También los chamanes sami (llamados noajdde o noaiti) utilizan el canto, acompañado por la percusión del tambor. En la Santería o religión Yoruba un tamborero "jurado" tiene un grado alto dentro de la jerarquía santera, debido al poder que tiene de comunicarse por medio del ritmo o toque con las deidades.

También existe la percusión del agua, curiosamente, generalmente tocado por mujeres:








 Más sobre los tambores:  
http://unaantropologaenlaluna.blogspot.com.es/2013/11/el-latido-de-la-tierra-la-percusion-del.html

DIDGERIDOO


Los mapuches tienen un instrumento muy similar al conocido instrumento aborigen didgeridoo, llamado trutruca, trutruka o trutrukafe. Aunque las cornetas naturales se distribuyen en casi toda sudamérica con distintos.

Erke se le llama en Bolivia, una larga caña y en el extremo superior un pabellón de cuerno vacuno o de latón. También en la zona norte andina de Perú existe el Clarín, que es una trompeta traversera de caña de grandes dimensiones de 3 a 4 metros y en el extremo distal, el más lejano del músico, una especie de bocina, que puede ser de calabaza, coco o de hojalata. La dimensión de la caña permite sonidos más agudos o más graves distinguiéndose estilos según la zona: en Porcón, el sonido agudo (3,50 m. de largo); en Chetilla, de sonido "lúgubre y sentimental" (4 m. de largo); y en Pampa Cajamarca, de sonido menos agudo que el de Porcón.

En los Alpes existe un instrumento bastante parecido: la trompa de los Alpes o Alpenhorn (cuerno alpino) usado en esa región montañosa europea para transmitir mensajes entre los valles.


Ül, microdocumentales de la música mapuche from Jauría Films on Vimeo.

Fuentes:
http://www.laopinion-rafaela.com.ar/opinion/2009/04/21/u942103.php
http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Gaitas
 http://ebanoolivenza.blogspot.com.es/2012/04/en-busca-del-origen-del-berimbau.html
 http://japonenunatazadete.wordpress.com/2008/01/29/442/ Angeles Arrien: "Las cuatro sendas del chamán" Mircea Eliade "El chamanismo y las técnicas arcaicas del éxtasis."
 http://yossersanterocubano.es.tl/Tambores-Bat%E1.htm
http://despuesdelapaz.periodismohumano.com/2013/03/22/ingoma-nshya-tambores-que-curan-mujeres-en-ruanda/ 
http://www.vozdeguanacaste.com/es/articulos/2015/02/12/quijongo-guanacasteco-el-mistico-sonido-que-pocos-conocen