miércoles, 9 de febrero de 2011

Por qué más es menos: el decrecimiento.


¿Somos más libres por tener más donde elegir… o más bien nos ahogamos en el océano de posibilidades que tenemos a nuestro alcance? Para no sucumbir a la perpetua insatisfacción que nos persigue en la sociedad moderna marcada por la abundancia: