jueves, 25 de agosto de 2022

Milkarri: los cantos en espiral de las mujeres Yolŋu.

"Con nuestros cantos, la tierra se renueva, nuestros cantos son nuestros derechos territoriales".

"Los Songspirals (cantos en espiral) son una universidad para nosotras. Son un mapa de entendimientos". “Nos conecta a través de generaciones, a nuestro conocimiento, a los que han venido antes y a los que aún están por surgir”.

El Grupo de Mujeres Gay'wu (o el grupo de mujeres "dilly bag") es un grupo de mujeres Yolŋu del noreste de Arnhem Land, en el extremo norte de Australia. En este libro, "Songspirals: Sharing women's wisdom of Country through songlines" y con Laklak Burarrwanga y Ritjilili Ganambarr, nos invitan a un viaje: 'Queremos que vengas con nosotros en nuestro viaje, nuestro viaje de espirales de canciones. Son la esencia de la gente en esta tierra, la esencia de cada clan. Pertenecemos a la tierra y ella nos pertenece. Cantamos a la tierra, cantamos a la tierra. Somos esa tierra. Nos canta."

Al igual que las culturas orales de todo el mundo, los indígenas australianos utilizan señales del paisaje para recordar y transmitir importantes conocimientos, valores culturales y sabiduría. Y las cantan. Se trata de unir las narraciones en cantos, pisadas, el conocimiento y la memoria. El mundo fue creado en una época conocida como el Tiempo del Sueño, cuando los ancestros comenzaron a caminar. Mientras sus pies besaban el suelo, liberaban la vida dormida debajo de ella, de modo que el paisaje cobraba vida con cada paso.
Cantar es encontrar el camino de una, y la narración es inseparable de la tierra, del viaje.

Ellas prefieren decir Songspirals, Cantos en espiral, aunque aclaran "a menudo se denominan líneas de canciones o ciclos de canciones". La naturaleza circular de la narración (y del canto, la pintura y el baile) es un concepto cultural fundamental. El conocimiento no es un proceso de "línea recta", sino uno que teje su camino alrededor de un "camino", como caminar a través del paisaje, como un sendero. 

 

"En este libro, las llamamos espirales de canciones, ya que giran hacia afuera y hacia adentro, suben y bajan, dan vueltas y vueltas, para siempre. Son una línea dentro de un ciclo, son infinitos. Ellos giran en espiral, conectando y rehaciendo. Se retuercen y giran, se mueven y giran. Esto es como todas nuestras canciones. Nuestras canciones no son una línea recta. No se mueven en una dirección a través del tiempo y el espacio. Son un mapa que seguimos a través del país a medida que se conectan con otros clanes. Todo está conectado, cubierto de belleza. Cada vez que cantamos nuestras canciones en espiral aprendemos más, profundizamos, entramos y salimos en espiral."

Sobre el término "Tiempo del Sueño" también opinan: "Odiamos la palabra soñar. No estamos dormidos. Estamos aquí y tenemos todo este conocimiento, esta fuerza vital, pensamiento colectivo, un alma creada por el agua".

"La mayoría de los libros escritos sobre Songlines han sido escritos por personas blancas, y principalmente por hombres blancos. Por eso decidimos escribir este libro. A menudo, cuando leemos sobre Yolnu, no es de la gente Yolnu. Las palabras no son elegidas ni controladas por nosotros. A menudo dejan cosas fuera de las cosas equivocadas. A veces nos ofende lo que otras personas escriben sobre nosotros. También encontramos que la mayoría de lo que está escrito habla sobre el conocimiento de los hombres. No presta atención ni valora el conocimiento de las mujeres y el milkarri. Entonces, decidimos que escribiríamos este libro nosotras como mujeres Yolnu. Compartimos espirales de canciones y les pedimos que las traten con respeto. Respetar el conocimiento significa no escribir sobre cosas que no entiendas, no pongas las cosas en tus propias palabras. Las palabras en este libro son nuestro conocimiento, nuestra propiedad. Puedes hablar de ello, pero no creas que puedes convertirte en la autoridad al respecto. Puedes usar nuestras palabras para reflexionar. Puedes hablar de tu propia experiencia. Piense en cómo llevar las lecciones de nuestro libro a su vida. Necesitas honrar el contexto de nuestras canciones en espiral, reconocer las capas de nuestro conocimiento. Puede hablar sobre la capa superior, pero debe ser respetuoso y consciente de los límites de lo que estamos compartiendo y lo que usted, a su vez, puede compartir".

"Cada Yolnu es un cantante, un pintor, . . . un bailarín, un creador de canciones, un maestro, un pacificador. Todo tiene que ser sobre la paz y la armonía".

"Todos estamos siempre aprendiendo, aprendiendo juntos. Todos los días,
cualquier cosa te puede fallar. Pero si tienes una mente que quiere aprender, entonces puedes superar esos obstáculos. Si cuidas tu mente puedes resolver problemas y resuelve las cosas para que tu vida sea como tú quieres que sea. (...) entender más, educarse, tener una mente amplia, aceptar las cosas como son y trabajar a su manera si no gusta. Una persona sana tiene una mente llena de asombro. Una mente llena de asombro es maravillosa y una mente maravillosa aprende mucho más que una mente enferma. Una persona de mente estrecha es una persona enferma".

El volumen recorre cinco espirales de canciones. Las mujeres yolnu del noreste de Arnhem y del norte de Australia cantan sus espirales de canciones, que se llaman "milkarri". Sólo las mujeres anhelan el milkarri. Esta tradición viva también contiene tres elementos importantes “conocimiento, lenguaje y Ley”.

"Nosotras, las mujeres Yolŋu del noreste de Arnhem Land, en el norte de Australia, lloramos las espirales de canciones, las entusiasmamos, esto es lo que llamamos milkarri. Solo mujeres con ganas de milkarri. Milkarri es una canción antigua, un poema antiguo, un mapa, una ceremonia y una guía, pero también es más que todo esto. Milkarri es algo muy poderoso en la vida Yolŋu. 
Cuando cantamos a través de las lágrimas de milkarri, viene de lo más profundo de nosotros. Sentimos la canción y la dejamos fluir. Milkarri es un canto, una voz suave y trémula llena de emoción, a veces pena, a veces alegría, atravesada por la pérdida y el dolor, a menudo todo esto y más. Es difícil traducir el concepto de milkarri al inglés y por eso estamos escribiendo este libro para explicárselo."
 
“Y no hemos perdido nuestro milkarri, nuestro llanto por la tierra, nuestro dolor o la conexión profunda. Esa es la belleza de esto. Nuestro milkarri, nuestro lamento, es la parte femenina de las espirales que hacen la lluvia, las nubes, la tierra. El grito de una mujer es otra forma de celebrar. Cuando lamentamos o lloramos, es una historia que estamos contando. Está contando una historia en lamento”. Y lo han hecho durante miles de años.

"Esta es la espiral de la canción. Es caminar, girar la cabeza, mirar, notar, pensar mientras miramos la tierra, prestando atención, con amor. Caminando en parentesco".

"La patria tiene conciencia, no es solo un telón de fondo. Sabe y es parte de nosotros. Es el hogar y la tierra, pero es más que eso. Son los mares y las aguas, las rocas y los suelos, los animales y los vientos y las personas también. Son las conexiones entre esos seres, y sus sueños y emociones, sus lenguajes y su Ley. La patria es la forma en que los humanos y los no humanos se co-convierten, la forma en que emergemos juntos, siempre hemos surgido juntos y siempre emergeremos juntos. (...) ciclos infinitos de parentesco, de compartir y de responsabilidad. Son los mensajes, los lenguajes y la comunicación de todos los seres para todos los seres. Y la Patria está en el canciones en espiral. Es milkarri."

"La patria es casa, nos canta y nos nutre. Es el sentimiento de hogar, el sentimiento de las estaciones que se comunican con nosotros. Son todos los seres del hogar. Es todo lo que podemos tocar o sentir, y es todo lo que está más allá de eso también. Es todo lo que pertenece a la patria, con la patria y como patria, incluidos nosotros. Y son las relaciones entre todos esos seres también. Llegamos a existir juntos...
Los Yolŋu mantienen vivo al País con el idioma... La tierra desarrolló una lengua y esa lengua es el pueblo Yolŋu...
Todo se comunica y llega a través de las espirales de canciones.
Esta comunicación entre los animales, entre la tierra, los animales y las personas, entre la marea, el sol y la luna, se trata de dar y recibir mensajes, de las estaciones, del clima, de la seguridad y el bienestar de las personas y del País."

Las songlines están entretejidas con historias que ilustran la resiliencia, el orgullo y la energía de Yolŋu frente a la terrible arrogancia y el desprecio por parte de las personas no indígenas, desde el primer contacto hasta el día de hoy. La profundidad y complejidad de la cultura y los idiomas que se han mantenido vivos y vibrantes a través de tiempos difíciles. Temas como los derechos sobre la tierra, la destrucción que la minería inflige en la tierra, la educación, los peligros que conlleva la pérdida del idioma y la migración (cuando los indígenas se alejaron de misiones y reservas, de vuelta al cuidado de su patria), también se discuten en el libro.

A continuación, añado un milkarri de una mujer para su nieto, que falleció. Es el nieto el que canta mientras rema en ese viaje, y es la mujer la que está guiando su espíritu.

Bawaywuyŋu miyamara Dhululwuyŋuru;

Bawaywuyŋu miyamara Rrawulwulwuyŋuru;

Ŋuruku miyaman ŋarra marrtji Rrawulwulwuyŋu.

Del lugar entre el amanecer y el atardecer yo canto,

Donde las ballenas nadan con la boca abierta, sacando agua, filtrando peces;

Una manada de ballenas, dando vueltas y saltando, jugando y deambulando;

Una reunión de muchas personas;

Por eso canto hacia Rrawulwul, el lugar donde se alimentan las ballenas.

Yo canto para esa gente, la que está lejos.

---

"Cuando una mujer llora milkarri, todos dejan de hacer lo que están haciendo", explican en el libro. "Milkarri es lo que está pasando. La persona que escucha ese milkarri puede visualizar a su padre o hermana o cualquiera que haya fallecido, remando en ese viaje. Cuando llega el momento de que una persona fallezca, ella misma ya habrá recorrido ese viaje muchas veces. Hicieron el viaje acompañando a sus seres queridos que habían fallecido. Ahora les toca a ellos y otros los acompañarán."

"El momento es ahora, cuando cantamos. Vamos a esa dimensión. Es el milkarri. El milkarri es tan fuerte, lloramos y sollozamos, tomamos el cuerpo, se transforma. El muerto está ahí, casi como un holograma, un avatar. Es el viaje de ese espíritu. Podemos verlo en nuestra mente, pero es real. Por eso la gente se une, por eso llora: lo pueden ver."

"Cantamos ballenas nadando con la boca abierta, sacando agua, filtrando peces. Hemos viajado con ellos, como ellos. Ahora somos parte de una manada, volteando y saltando, jugando y deambulando, sintiendo el agua en nuestra piel. Mientras jugamos, conocemos los lugares. Cantamos Dhawulwulyun, allá, donde se alimentan las ballenas o las mantarrayas, buceando con la boca abierta, sumergiéndonos. Mientras cantamos, estamos conectando (...)"

"Mientras cantamos, mientras lloramos milkarri, contamos una historia. Hablamos de los contornos de la tierra, los contornos de nosotros mismos. Songspirals son un mapa del país. Estamos viendo la tierra mientras la sobrevolamos. Cuando cantamos o escuchamos milkarri, volamos. Nos vemos a nosotros mismos volando por la tierra, como un pájaro. Vemos nuestra alma, la arena, la tierra, el suelo, la hierba. La visión del suelo desde arriba, el paisaje por el que transitamos; nuestra mente es como Google Maps, vemos todo a través de la canción."

Son conocimientos sobre cosas naturales como la muerte, los animales y plantas, el alimento, la metereología... las formaciones terrestres, remedios vegetales y el comportamiento animal... el tipo de información que necesitas para sobrevivir y conocer el entorno. Cantando la información en canciones que cuentan historias, basándose y empatizando emocionalmente con el paisaje y los seres vivos, la información es mucho más fácil de recordar. Se han llegado a registrar cantos sobre la propia formación de islas alrededor de la costa de Australia y el aumento del nivel del mar.

 

"Cuando hacemos o escuchamos milkarri, viajamos por la patria, la canción nos
lleva allí.
Vemos todo: la tierra, las rocas, las hojas, el mar, bäru (el cocodrilo) haciendo un nido, relámpagos, todo. Las espirales de canciones nos dicen dónde está todo, el mejor lugar para pescar, para conseguir una lanza, gara. Nos dicen dónde no ir y dónde es mejor ir. Describen dónde están los ganguri (ñames) y otros tubérculos, dónde puedes encontrar agua dulce, dónde puedes encontrar el canguro, el emú. A veces, milkarri nos dice dónde están las áreas especiales. Este es el mapa que nos hacen, el mapa del pueblo Yolŋu. Songspirals describe todo, para que lo veas, sepas dónde está, podrías ir allí y recogerlo. Songspirals son una ruta. Songspirals caminan a través de la tierra. Songspirals te dice cuál es la ruta más corta, cuál es la más larga, de un lugar a otro. Songspirals tejen la patria juntas. Songspirals son nuestra base."

"El viento es el que limpia las huellas del día. Alisa la arena para un nuevo comienzo y un nuevo canto mañana".

 


https://bawakacollective.com/

Extractos editado de Songspirals: Compartiendo la sabiduría de las mujeres del país a través de líneas de canciones del Grupo de mujeres Gay'wu, publicado por Allen & Unwin.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tus publicaciones, son un remanso de la locura del mundo.